Regional

Ruta alternativa reduciría en un 50% el viaje a la Laguna Roja

Uno de los atractivos naturales de la región y que está en la comuna de Camarones es la mítica Laguna Roja. Sin embargo, acceder a ella se transforma en una verdadera odisea, más si se considera que desde Arica se puede demorar hasta 6 horas en cubrir los más de 250 kilómetros de trayecto, si se ingresa por la zona andina de Parcohaylla.

Pero un ambicioso proyecto de la Municipalidad de Camarones espera concretar una ruta que reduzca hasta en un 50% el tiempo de viaje. Para ello y con recursos propios el organismo edilicio está implementando la senda de penetración que va desde el poblado de Illapata hasta El Alto Esquiña.

En Illapata, poblado ubicado a 108 kilómetros de Arica, esperan habilitar una ruta de casi 12 kilómetros que permita subir el cerro para llegar a El Alto de Esquiña. De aquí al Tranque Caritaya y finalmente la Laguna Roja, enterando casi 180 kilómetros.

Invitación Municipal

Para apoyar la búsqueda de soluciones fue invitado por el alcalde de Camarones, Iván Romero, el director regional de Corfo, Manuel Rodríguez, quien recorrió las distintas sendas de penetración, se reunió con los pobladores y también con el concejal Cristian Zavala.

“Este camino es el sueño de nuestros padres y abuelos, porque podremos crecer gracias al turismo, ya que nos permitiría mostrar a los visitantes lo que nuestros ancestros hacían en la ganadería y la agricultura. Y a la vez podrán conocer parte de nuestro patrimonio natural y cultural”, dijo con emoción Nelson Flores, habitante de Illapata.

Manuel Viza, presidente de la junta vecinal, contó cuales serían los principales beneficios: “Esta ruta de penetración nos permitirá conectarnos con los pueblos del interior; nos daría un mejor uso del tranque Caritaya; y permitiría tener un turismo con más flujo de visitantes a nuestras comunidades. Esperamos que nuestros hijos puedan aprovechar estos avances que se vienen gracias a este nuevo camino”.

Mientras que el alcalde Romero recalcó que el objetivo es llevar desarrollo a sus comunidades, pero resguardando la riqueza histórica. “Es una alegría entregarles a los vecinos y vecinas este camino alternativo, esta variante, que se construyó con presupuesto municipal, pero preservando los sitios arqueológicos que tenemos en nuestra comuna”.

Manuel Rodríguez agradeció desde Corfo la oportunidad de realizar la ruta. “Se trata de una importante conectividad, que permitirá traer progreso a los habitantes de los pueblos aledaños a esta ruta hasta llegar a la afamada Laguna Roja, permitiendo el surgimiento de nuevos emprendimientos en torno a la cadena de valor del turismo”.

En el sitio arqueológico “Asentamiento Jiwa Atama”, que tiene vestigios preincaicos de hace 1000 años, se realizó una pawa (rogativa aymara) para pedir que este nuevo camino sea un éxito y lleve bienestar a las comunidades de Camarones.

Anuncios

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba