DestacadosRegional

Condenan a 10 años y un día de presidio efectivo a autora tráfico ilícito de drogas

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Arica condenó hoy –miércoles 24 de febrero– a Santusa Clares Monasterio a la pena de 10 años y un día de presidio efectivo, en calidad de autora de dos delitos consumados de tráfico de drogas. Ilícitos perpetrado en enero del año pasado, en la ciudad.

En fallo unánime (causa rol 237-2021), el tribunal –integrado por los magistrados Héctor Gutiérrez Massardo (presidente), Óscar Huenchual Pizarro (redactor) y Mario Reyes Trommer– aplicó, además, a Clares Monasterio las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos y la inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras dure la condena; más el pago de una multa de 10 UTM.

En la causa, el tribunal condenó a Marleny Irma Huaycani Arocutipa, a la pena de 4 años de presidio, accesorias legales y el pago de 5 UTM, por su responsabilidad en calidad de autora del delito consumado de tráfico ilícito de drogas, perpetrado el 16 de enero de 2020. En tanto, Alejandrina Vargas Perca fue condenada a 3 años y un día, accesorias legales y el pago de 5 UTM, como autora del delito consumado de tráfico ilícito de drogas, cometido el 29 de enero de 2020.

Por cumplirse los requisitos legales (artículo 34 de la ley 18.216), el tribunal sustituyó el cumplimiento de las penas corporal impuesta a las sentenciadas Huaycani Arocutipa y Vargas Perca, por la de expulsión del territorio nacional, al cual no podrá regresar en un plazo de 10 años, contados desde la fecha en que la sentencia quede a firme.

Una vez que el fallo quede ejecutoriado, el tribunal dispuso que se proceda a la toma de muestras biológicas de las sentenciadas para determinar sus respectivas huellas genéticas e inclusión en el registro nacional de ADN de condenados.

El tribunal dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, que aproximadamente a las 14.30 hora del 16 de enero de 2020, “(…)al interior del Aeropuerto Chacalluta, Marleny Irma Huaycani Arocutipa, en circunstancias que se aprestaba a abordar el vuelo Sky 305 de la compañía aérea Sky Airline, con itinerario Arica-Santiago, fue sorprendida por personal de la Policía de Investigaciones de Chile, transportando ocultos, al interior de su tracto digestivo, un total de 128 ovoides confeccionados con cinta adhesiva de color negro, todos contenedores de cocaína clorhidrato, los que arrojaron un peso neto de 908 gramos y un porcentaje de pureza del 88%, razón por la cual se procedió a su detención, como asimismo a la incautación de un teléfono celular que destinaba a la comisión del delito.

Luego, el 17 de enero de 2020, aproximadamente a las 16:30 horas, al interior del cuartel Belén de la Policía de Investigaciones de Chile, en el baño de mujeres utilizado por la imputada para el proceso de evacuación, procedió a evacuar un ovoide de las mismas características ya señaladas, que contenía cocaína clorhidrato, arrojando un peso neto de 7,3 gramos y una pureza del 82%.

El contacto previo para el transporte de la referida droga fue efectuado por Santusa Clares Monasterio, quien, además, le proporcionó y facilitó el pasaje aéreo para que Huaycani Arocutipa cumpla con el transporte de la droga”.

En tanto, “(…) el 29 de enero de 2020, aproximadamente a las 23:20 horas, al interior del Aeropuerto Chacalluta; Santusa Clares Monasterio y Alejandrina Vargas Perca, quienes se encontraban previamente concertadas para transportar drogas vía aérea desde Tacna-Perú, hacia la ciudad de Santiago de Chile, se aprestaban a abordar el vuelo LA 181 de la empresa Latam con itinerario Arica-Santiago, fueron sorprendidas por funcionarios de la Policía de Investigaciones de Chile transportando ovoides contenedores de cocaína clorhidrato de manera oculta al interior de sus cuerpos.

Santusa Clares Monasterio transportaba al interior de su tracto digestivo un total de 139 ovoides confeccionados con cinta adhesiva de color negro, todos contenedores de cocaína clorhidrato, que arrojaron un peso neto de 1.105,0 gramos y una pureza del 81%.

Alejandrina Vargas Perca transportaba al interior de su tracto digestivo un total de 36 ovoides de color negro, todos contenedores de cocaína clorhidrato, que arrojaron un peso bruto de 270,0 gramos y un porcentaje de pureza del 59%.

En razón de lo anterior, se procedió a su detención, como asimismo a la incautación de los teléfonos celulares que mantenían respectivamente, los que eran destinados por éstas para la comisión del delito.

Luego, el 02 de febrero de 2020, aproximadamente 8:20 horas, en el baño de la enfermería femenina del Complejo Penitenciario de Acha, Santusa Clares Monasterio, fue sorprendida por personal de Gendarmería de Chile, en circunstancias que evacuó de su organismo otros dos ovoides contenedores de cocaína clorhidrato, que arrojaron un peso neto de 14,5 gramos y un porcentaje de pureza del 60%”.

Anuncios

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba