Share

Impactos: 24

Luego que varias zonas de la región se vieran afectadas por las lluvias estivales y bajadas de ríos del año pasado, el Presidente Sebastián Piñera encargó un Plan de Emergencia y Reconstrucción para ejecutar obras que entregaran una solución definitiva al corte de rutas, desbordes de caudales y pueblos aislados que genera este fenómeno atmosférico.

Y las obras surtieron efecto. Más de 9 mil millones de pesos fueron invertidos en la instalación de siete badenes prefabricados de hormigón armado y pavimentación de carreteras que este verano han soportado las intensas precipitaciones y golpes de agua de los caudales, manteniendo la conectividad en poblados como Belén, Lupica, Saxamar, Tignamar, Chapiquiña y Pachama.

Además, también se abrió al tránsito de vehículos el atravieso de Cerro Sombrero, que soportará las bajadas del río Acha y mantendrá conectada esa localidad con el Valle de Azapa.

El intendente Roberto Erpel, junto al seremi de Obras Públicas Guillermo Beretta y profesionales de Vialidad, hicieron un recorrido por toda la zona precordillerana de la región, constatando el buen funcionamiento de los pasos fluviales y los caminos.

“El Presidente nos encargó que trabajáramos con rapidez y eficiencia y hoy estamos viendo los resultados. Para nuestro Gobierno es fundamental la conectividad de las zonas rurales, por la dignidad y calidad de sus habitantes y para que puedan realizar de forma segura sus actividades”, explicó Erpel.

Beretta, por su parte, agregó que “se trata de obras robustas, con altos estándares de calidad, que están dando una solución definitiva al problema de conectividad de estos pueblos. Lo hemos verificado, no habido ninguna situación de desborde tanto por los badenes como por el enrocado, que reafirma la seguridad de estas obras frente a los golpes de agua”.

Acceso a Camarones

El seremi de Obras Públicas reiteró que el atravieso que da acceso a Camarones no es competencia del MOP, pero que igual lo ingresarán a sus registros para darle una solución definitiva.

“Se trata de un camino vecinal, que no está en los registros del MOP, por lo que no contaba con material de relleno ni tubos que impidieran el paso del golpe de agua. Sin embargo, a petición del intendente, iniciaremos el proceso de instalación de una estructura definitiva, prefabricada, con los estándares necesarios para evitar que sea vulnerable a las inclemencias del tiempo. Por ahora, momentáneamente arreglamos el atravieso con la instalación de seis tubos corrugados, material de relleno y estabilización”, sentenció. 

Comments are closed.