Share

Las Seremis de Desarrollo Social y Familia Macarena Vargas Pampaloni y de Salud Beatriz Chávez, inauguraron una Residencia Sanitaria exclusiva para personas en situación de calle, proveyéndoles de un lugar en el que puedan contar con atención médica frente a situaciones de contagio o sospecha de contagio de Covid-19 y brindar un espacio adecuado para realizar la cuarentena.

Se trata de una alianza tripartita en la que el Ministerio de Desarrollo Social y Familia transfiere los recursos, la seremi de Salud otorga la atención médica y la ONG Corporación para el Fomento del Desarrollo Comunitario, Educativo, Social y Cultural (COFEDUC) la ejecuta.

“Esta es una alianza inédita para generar un recinto con todas las medidas que necesitan las personas en situación de calle, entendiendo su situación sicosocial, para darles contención y apoyo tanto en la espera de sus resultados de exámenes PCR y la posterior cuarentena en caso de dar positivo. Esto es parte del trabajo integral que realizamos de forma permanente con estas personas, labor liderada por la ministra Karla Rubilar”, explicó Vargas Pampaloni.

En tanto, la seremi de Salud agregó que “este es un convenio de colaboración para darle una solución a la gente en situación de calle, que tenía problemas de adicciones o problemas de salud mental y que no eran candidatos a una residencia normal. Por lo tanto, buscando una solución a ellos se realizó este convenio, donde se les van a entregar todas las prestaciones en un lugar donde puedan alojarse, tener sus comidas y todas las facilidades para que también hagan una cuarentena efectiva y no tengan que estar en la calle pidiendo o tratando de recolectar algún alimento. Aquí van a estar resguardados y en un lugar digno”.

Con una inversión cercana a los 20 millones de pesos, la residencia está habilitada para funcionar por 60 días, con una capacidad para 20 personas.

Comments are closed.