Share

En la octava fecha del campeonato de Primera B, San Marcos de Arica siguió su periplo como forastero. Esta vez tuvo que enfrentar a Magallanes en el estadio Nacional en la capital.

En un partido en donde cada equipo tuvo el dominio, los locales en la primera fracción y los visitantes en el complemento, igualaron sin goles en el recinto ñuñoino.

Durante los 45 minutos iniciales, los dirigidos por Ariel Pereyra, se crearon las mejores ocasiones de marcar en el arco rival, pero la defensa nortina y la actuación de Brayan Manosalva, impidieron que su valla sea vulnerada.

En la segunda etapa del cotejo, los sanmarquinos -que vistieron una vistosa camiseta multicultural- mejoraron su juego en el césped del principal recinto deportivo del país, teniendo más el balón, pero con falta de precisión en los metros finales y frente al pórtico del local.

Pese a que en el minuto 69, el ariqueño Bayron Monroy fue expulsado por doble amarilla, los pupilos de Hernán Peña no fueron dominados en lo que restó del partido, incluso estuvieron más cerca de anotar.

Finalmente, carabeleros y bravos repartieron puntos en Santiago. San Marcos quedó en la penúltima posición con 7 puntos y en la misma posición en la tabla ponderada, solo superando a Deportes Valdivia.

Comments are closed.