Anuncios

La Municipalidad de Arica envió un oficio a la Seremi de Salud para definir los criterios a seguir en torno a los permisos para el comercio ambulante en el borde costero, particularmente aquellos relacionados a la venta de alimentos.

Anuncios

Si bien en el lanzamiento del Protocolo de Parques, Plazas y Playas del Ministerio de Salud, se hizo el llamado a no ingerir alimentos en playas y hacerlo en locales establecidos, no hay información detallada en torno al comercio ambulante.

La preocupación surge debido a que más del 90 por ciento de los permisos solicitados a la Municipalidad de Arica para la temporada de playas, son precisamente para la venta de alimentos.

Según informó el director de turismo municipal, Edgard Muñoz, “hemos oficiado a la Seremi de Salud para definir cuáles son específicamente las restricciones en relación a la venta de alimentos y nos encontramos a la espera de una respuesta de la autoridad competente”.

Al respecto, en la última sesión del Concejo Municipal, el alcalde de Arica, Gerardo Espíndola, se refirió a la realidad de los comerciantes del borde costero, quienes hace meses interrumpieron su fuente de trabajo producto de la pandemia y hoy esperan un respiro en la temporada estival.

Asimismo, destacó el trabajo colaborativo que ha mantenido la dirección de Turismo del municipio y los organismos competentes en borde costero, buscando acuerdos e implementando medidas para seguir resguardando la salud de los visitantes de las playas, a través de los protocolos sanitarios, para evitar retroceder en las etapas de desconfinamiento, como ha sucedido en otros países del mundo. “Queremos seguir avanzando y para eso necesitamos la colaboración de todos”.

La restricción para vender alimentos preparados y envasados en las playas, fue ampliamente revisada en la Mesa de Ordenamiento de Borde Costero (MOBC), donde participan la Municipalidad de Arica, la Capitanía de Puerto y la Seremi de Salud, entre otros organismos.