Regional

Municipalidad inició entrega de nilons en sectores más vulnerables ante eventuales precipitaciones

Como parte del trabajo preventivo y social que permanentemente realiza la Municipalidad, la Dirección de Desarrollo Comunitario (Dideco) comenzó la entrega de nilons a la comunidad, producto de las lluvias que afectaron la ciudad y que están pronosticadas para los próximos días.

El trabajo de Dideco está siendo enfocado en aquellas familias que sufrieron anegaciones durante las precipitaciones de esta madrugada, así como también a las personas más vulnerables de la comuna.

La administración comunal ha destinado este 2020 un total de 26 millones 516 mil 302 pesos para la compra de nilón, implementos adquiridos en cuatro compras distintas a lo largo del año. Dicha adquisición permite a Dideco contar con 245 rollos en sus dependencias, los que van desde los 30 hasta los 70 metros de largo.

Al respecto, el alcalde Gerardo Espíndola señaló que “partimos el año pasado con un plan de refugios para que las personas, especialmente de los valles, pudieran activar acciones de carácter autónomo y de respuesta inmediata ante una situación de emergencia. En este momento nos encontramos con el inicio de las lluvias estivales, que nos golpearon sobre todo en la zona rural con harta lluvia, en algunas viviendas y zonas de campamento”.

El jefe comunal agregó que “con el equipo no paramos de trabajar, estuvimos ayer desde temprano en reuniones y hasta tarde con el equipo en terreno. Hoy continuamos en los valles y con el levantamiento de información, acudiendo en zonas donde encontramos niños durmiendo en las calles, quienes fueron amparados y llevados a otros espacios para responder ante una eventual crecida de ríos o lluvias”.

Trabajo en sectores vulnerables

El director de Dideco, Paolo Yévenes, señaló que uno de los principales focos de apoyo han sido los campamentos y tomas, por cuanto estas viviendas son de una precariedad considerable, requiriendo una mayor atención desde la Municipalidad para salvaguardar a las familias que habitan en ellas.

“Al igual que el año pasado, ya hubo una primera entrega que se hizo en semanas anteriores, principalmente en los sectores más afectados que son las tomas. Estos elementos fueron entregados en tomas de Villa Frontera, principalmente, y hoy día esperamos poder abarcar las otras tomas”, señaló.

Los equipos de Dideco fueron desplegados a partir de las 8:30 de la mañana, en una labor que se extenderá hasta muy entrada la noche, con el objetivo de repartir la ayuda en sectores como el campamento “La Esperanza” o Villa Frontera, cubriendo la mayor cantidad de personas necesitadas en el menor tiempo posible.

A través de Juntas Vecinales

Al trabajo focalizado se suma la labor colaborativa con las juntas vecinales locales. Los cortes de nilón comenzaron a ser repartidos a las distintas juntas a lo largo de la ciudad, recintos que reciben entre 15 a 20 cortes. También han sido habilitados puntos de entrega en Enlace Norte y en Dideco de calle Belén con Codpa.

El director Yévenes recalcó que la entrega de la implementación no está siendo realizada de manera individual, al igual que ocurrió el año pasado. Esto toma mayor relevancia este fin de 2020, debido a que la medida también ayuda a evitar aglomeraciones que puedan producir focos de contagio por Covid-19.

“Con esto evitamos aglomeraciones y podemos hacer una entrega más ordenada a los casos más vulnerables que tienen catastradas las juntas de vecinos”, sentenció.

Cabe señalar que la Municipalidad tiene dispuestos distintos recintos como albergues, los cuales actualmente se encuentran cerrados ya que, afortunadamente, las lluvias no han sido de una magnitud tal que haya dejado personas damnificadas.

En materia de valles, fueron habilitados 14 puntos de encuentro comunitarios, iniciativa arrastrada del año pasado que cuenta con la colaboración de dirigentes y vecinos de los sectores más aislados de la comuna. La Municipalidad desplegó nilons, colchones, alimentos y agua potable a estos puntos, ubicados en los principales valles.

A esto se suma la entrega de nilons en la dirección rural para la repartición necesaria. En tanto, personal de Dideco se encuentra catastrando a las familias que viven en campamentos o tomas para conocer en detalle el número de personas que requieren de una mayor atención ante el riesgo de nuevas precipitaciones.

Anuncios

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba