Regional

Arica Down reinicia exitoso programa de estimulación temprana y apoyo escolar

Por segundo año consecutivo la Fundación Arica Down continúa con el exitoso programa “Estimulación Temprana Integral y Apoyo Escolar para Niños, Niñas y Adolescentes con Síndrome de Down y/o Discapacidad Cognitiva”, que beneficiando a más de cincuenta niños, niñas, adolescentes entre cero y 18 años y a sus familias con acceso a atenciones gratuitas en las áreas kinesiología, fonoaudiología, terapia ocupacional, educación diferencial, acompañamiento psicológico, talleres de arte y de talleres psicoeducativos para familias.

Así lo expresó Consuelo Altamirano Norambuena, coordinadora del programa inédito en la Región y país, agregando que la iniciativa incluye, además: acompañamiento psicológico perinatal, talleres de empoderamiento familiar y un programa en asesoría escolar que se vincula con los establecimientos donde estudian las y los beneficiarios del programa.

“El programa tiene un cupo para cuarenta personas, pero ya llevamos más de cincuenta beneficiarios, la idea es poder seguir creciendo y que se acerquen a nuestra fundación para poder apoyarles, y que se dé cuenta de la necesidad que hay en la Región de contar con estos acompañamientos porque justamente hay familias que están quedando afuera de nuestro programa, y, por lo tanto, también es un llamado a las autoridades para que sigan financiando programas para personas con discapacidad”, dijo Altamirano.

Un programa maravilloso

Camila Gutierrez junto a su hijo Nicolás Cartagena Gutiérrez de cinco años, son una de las familias beneficiadas. “Nosotros nos sentimos muy acogidos con la fundación el ambiente es muy cálido. Mi hijo trabaja con todo el equipo profesional y desde el primer momento se adaptó súper bien y la verdad es que ha avanzado demasiado. Por ejemplo, llegó dando poquitos pasos y con el kinesiólogo durante todo este año ya casi corre y la meta es que trepe y escale; con la fonoaudióloga que él se exprese y así con cada uno. ¡Es todo maravilloso, estamos muy felices!”.

En ese contexto, agregó que es fundamental la continuidad del programa que finaliza este año. “Chile está al debe con la inclusión con información y normalización, avanzamos, pero falta aún, y este programa es genial, porque los niños han avanzado y ojalá continúe el programa y el financiamiento, no queremos que acabe”.

Así como Camila Gutierrez, las familias evalúan positivamente la iniciativa que cuenta con el apoyo técnico del Centro UC Síndrome de Down.

“El 19 de enero tuvimos la ceremonia de cierre del primer año de atenciones y en esa ceremonia fue el reflejo de todo el trabajo, ya que las familias y beneficiarios estaban súper contentas. Lo que más valoran es el profesionalismo, el apoyo y que se siente escuchados en todo el procesos y desafío en cada etapa de sus hijos. Nos recalcan la empatía y dedicación del personal y directiva de la Fundación”, puntualiza Consuelo Altamirano orgullosa de los logros del programa.

Cabe destacar que también se ha realizado un fuerte trabajo de vinculación con otras instituciones, como la carrera de Educación Diferencial de la Universidad de Tarapacá, cuyos estudiantes realizarán prácticas tanto en las atenciones como en el ámbito curricular; también con SENADIS, Centros de Salud Familiar, con el Hospital Regional Juan Noé Crevani, con el propósito de visibilizar el trabajo para concientizar a los diferentes organismos que se relacionan con personas con discapacidad.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba