DeportesDestacados

San Marcos perdió ante Cobreloa y su hinchada lo despidió con aplausos

El entrenador de San Marcos de Arica Germán Cavalieri cambió el sistema de juego, sumó un hombre más en ataque, el equipo perdió el invicto, pero al final los mil 399 hinchas que llegaron a la cancha uno, premiaron el esfuerzo y despidió a los jugadores entre aplausos y gritos de apoyo. Así podemos resumir la derrota 0 a 1 sufrida por San Marcos frente a Cobreloa por la ida de los cuartos de final regional de la Copa Chile. En el estadio «Carlos Dittborn» quedó la impresión que ganó el equipo que jugó más feo, es decir, Cobreloa.

Cobreloa ganó el partido con un gol de pelota detenida. A los 34 minutos el lateral izquierdo Nicolás Palma apareció en el segundo palo del pórtico ariqueño y transformó en gol un tiro de esquina servido por el sector derecho. Sin duda, fallaron las marcas en el área penal, y San Marcos pagó caro el error. A propósito de errores, en el minuto 46 el argentino Cristian Insaurralde mandó a las nubes un penal en favor de Cobreloa.

Mientras San Marcos sumó seis claras ocasiones de gol en los pies de Nahuel Donadell, Marcos Camarda, Biron Monroy y Gustavo Guerreño. Cobreloa sólo se generó dos casi goles, uno de Francisco Arancibia y otro de Insaurralde. En casi goles San Marcos superó a Cobreloa 6 a 2. Aunque los casi goles, literalmente no sirven de nada, son un parámetro que nos permite pensar que el entrenador de Cobreloa Dalcio Giovagnoli debe estar más preocupado que su colega y rival Cavalieri. Ahora de local, el viernes 28 de junio de 2024, a las 20:30 horas, Cobreloa estará «obligado» a generar más volumen ofensivo y a su vez, tendrá que mejorar su rendimiento defensivo. Recordemos que el equipo calameño, con 37 goles en contra, tiene la valla más batida de la Primera «A». Y eso que Nicolás Avellaneda es un buen arquero.

Debutó Monroy con la polera de su San Marcos querido. Y se reencontró con su hinchada luciendo su acostumbrada potencia y rapidez. A los 63 minutos estuvo a punto de anotar un golazo con un potente disparo desde fuera del área penal, pero el portero Avellaneda despejó el balón con una gran volada. Mientras Monroy llegó a San Marcos,
Javier Parraguez llegó a Cobreloa, y llegó para que el árbitro Fernando Vejar lo expulsara por agredir a un rival en el minuto 99. Cuesta creerlo, pero así fue. «Parragol» como la bautizaron en Colo Colo estuvo 34 minutos en cancha y el partido terminó con su expulsión.

Botón volver arriba