Share

El viernes pasado, el consejo de presidentes de la ANFP decidió dar por finalizado los torneos nacionales sin equipos que suban o bajen de categoría.

Esta controvertida e injusta medida, que solo beneficiaba a equipos que tuvieron un mal año deportivo y perjudicaba a los que habían tenido un rendimiento sobresaliente, privándolos de obtener un ascenso de categoría, por lo cual habían trabajado durante todo el año.

Los principales afectados, Santiago Wanderers como líder de la Primera B y San Marcos de Arica, líder de la Segunda División, inmediatamente anunciaron que no se quedarían de brazos cruzados y darían la pelea con todo para revertir tan injusta decisión.

Transcurridos varios días, el tema se trató mediáticamente en todo el país y se hablaba de la injusticia deportiva que se cometió en la sede del fútbol chileno.

Tras anunciarse la incursión en tribunales ordinarios de justicia, la ANFP nuevamente corría peligro de sanciones ante entes internacionales que rigen el fútbol profesional y tuvieron que volver a analizar la medida tomada.

El sindicato de futbolistas también se cuadró con los equipos afectados y pidió a la ANFP que solucione el tema.

Este lunes, se reunieron algunos de los presidentes de Primera División en Quilín junto a Sebastián Moreno para conversar y analizar pre acuerdos, los cuales serían ratificados este viernes en un nuevo consejo extraordinario de presidentes, donde además se votará el sistema de campeonato en Primera, Primera B y Segunda División.

Este martes, los presidentes de Primera B también se reunirán en la ANFP, para lograr pre acuerdos.

Tras la jornada de este lunes, trascendió desde los pasillos de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional, que este viernes se rectificaría la injusticia deportiva cometida y se reconsiderará que haya ascensos de categoría, manteniendo que no haya descensos. En este caso, Santiago Wanderers y Deportes La Serena jugarían en Primera en la temporada 2020.

En el caso de la Segunda División y como las bases lo estipulan, solo existe un solo ascenso. San Marcos de Arica sería el equipo que suba a Primera B y juegue en esta categoría en el año 2020, sin pagar la onerosa cuota de incorporación, pero recibiría menos dinero mensualmente, los cuales otorga el CDF.

Oficialmente ninguno de estos 3 ascensos está confirmado, pero deberían tener la aprobación del consejo de presidentes en la reunión de este viernes 6 de diciembre.

Si esto ocurre, se estaría haciendo justicia deportiva con los equipos que todo el año 2019 tuvieron el mejor rendimiento en sus respectivas categorías. Con los cambios, la Primera B quedaría con 17 equipos, mientras que en Primera se jugaría con 18 equipos.

Comments are closed.