Share

Un poco más de 6 meses le llevó al Ministerio de Obras Públicas, construir el atravieso de hormigón del acceso a Cerro Sombrero, que esta mañana fue habilitado al tránsito vehicular, beneficiando a vecinos y agricultores que se desplazan hacia o desde el valle de Azapa. 

El intendente Roberto Erpel junto al seremi de Obras Públicas, Guillermo Beretta, estuvieron en el lugar para dar el paso a los vehículos, donde aprovecharon de dialogar con los dirigentes del transporte y de la junta vecinal de Cerro Sombrero. 

La iniciativa, destacó el intendente Roberto Erpel, “es parte de las obras de emergencia del Plan de Reconstrucción, anunciado en febrero por el presidente, para las zonas afectadas por el pasado invierno altiplánico y donde se invierten $887 millones”. 

“Hoy estamos dando a tránsito un punto crítico, que en la historia de Arica, siempre se ha producido por la bajada del río Acha. Hoy estamos con mucha satisfacción estamos entregando una obra que permitirá un flujo permanente, con una obra estructural con la capacidad hidráulica para recibir las aguas de una eventual bajada del río Acha”, dijo el seremi del MOP, Guillermo Beretta. 

Rosa Fuenzalida, presidenta de la Junta Vecinal N° 11 Cerro Sombrero felicitó a las autoridades de Gobierno por la obra, “ya que los vecinos estaremos más tranquilos con las bajadas de los ríos, y lo mejor de todo que no volveremos a quedar aislados nunca más, por lo que es un beneficio para todos los pobladores”. 

Matías Del Fierro, presidente de la Asociación Provincial de Dueños de Taxibuses y de las líneas 7 y 8 manifestó que, “nosotros tenemos nuestro terminal aquí y cuando bajó el río fue muy crítico ya que tuvimos que armar un campamento en la entrada, ya que no se podía pasar. En esa ocasión solicitamos una solución y la verdad que fue mucho más que eso, y hoy vemos con mucha alegría cómo termina esta obra y tenemos nuevamente  habilitado el acceso”.   

El proyecto contempló la instalación de cuatro cajones en forma transversal de 2 por 2 metros. Además, se consideró la colocación de enrocados de protección laterales y disipadores de energía aguas arriba y aguas abajo, que evitar próximos desbordamientos por efecto del invierno altiplánico.

Comments are closed.