Share

Autoridades de Gobierno, encabezadas por el intendente Roberto Erpel y por el seremi de Obras Públicas, Guillermo Beretta, ponen primera piedra del proyecto “Ampliación Sistema de Agua Potable Rural de Acha”, que beneficiará a unas 1.500 personas de ese sector de Arica, quienes desde el próximo año estarán conectados a la red de la sanitaria local.

“Con esta iniciativa del Ministerio de Obras Públicas, estamos mejorando la calidad de vida de muchas familias que accederán al agua potable en calidad, cantidad y continuidad. Este proyecto responde a un compromiso de Gobierno que hicimos durante el 2018, para ampliar este sistema que fue implementado durante la primera gestión del presidente”, manifestó el intendente Roberto Erpel.

En la iniciativa, que está a cargo de la Dirección de Obras Hidráulicas, se invertirán $2.168 millones, para la ampliación de la red de distribución, desde el sector 1 y hasta al 4 “Agrícola Concordia”, destacando la regulación, donde se proyecta un nuevo estanque elevado, para una capacidad de 50 metros cúbicos, que se instalará al lado del estanque elevado existente.

“El presidente, ha manifestado en reiteradas ocasiones que todos los chilenos, en cualquier punto del país, tienen el derecho de acceder al agua potable, por lo que estamos cumpliendo con esta comunidad, que pasará de los actuales 346 arranques domiciliarios a 487, beneficiando a un número mayor de personas”.

Isidro Díaz, presidente del APR de Acha, agradeció primero a la Pachamama, para resaltar inmediatamente que, “estamos agradecidos con las autoridades del Gobierno, del presidente, que nos ha dado la oportunidad -por segunda vez- de tener un bien común como es el agua potable. Para nosotros es importante esta iniciativa que traerá progreso y desarrollo para nosotros”.

Datos

Dentro de los beneficios y características del nuevo sistema están: el aumento de seguridad de abastecimiento con más una fuente más estable de agua; se renovará y modernizará el sistema existente; se integrarán nuevos beneficiarios; se podrá prevenir enfermedades por el consumo de agua no potable; integración de la comunidad al proyecto, mediante su participación en la toma de decisiones; aporte al desarrollo económico y social de las comunidades de los sectores beneficiados; contar con un sistema que proporcione agua en cantidad, continuidad y calidad sanitaria según norma chilena y, por último, favorecer el mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes.

Comments are closed.