Share

Una serie de diligencias investigativas, permitieron que detectives de la Brigada Investigadora de Robos de la Policía de Investigaciones de Arica recuperaran una serie de especies que habían sido sustraídas desde el interior de un lubricentro, siendo avaluadas por su dueña en más de  500 mil pesos.

La diligencia se gestó luego de que la víctima interpusiera una denuncia en el Complejo Policial Belén, debido a que desconocidos habían ingresado a su local comercial ubicado en calle Tucapel, sustrayendo diversos productos entre los que se encontraban pastillas de frenos y lubricantes de motor de vehículos.

Por esta razón los detectives comenzaron a realizar diversas diligencias investigativas, estableciendo las circunstancias en las cuales fueron sustraídas las especies. Asimismo y gracias a un trabajo de análisis de información se determinó que las especies estaban siendo comercializadas por un sujeto en un vehículo por distintos sectores de la ciudad.

Es así como tras identificar el vehículo los policías le realizaron un control, encontrando en su interior parte de las especies sustraídas, por lo que el dueño del vehículo fue detenido por el delito de receptación flagrante, así como también por infracción al artículo 318 del CPP, al transitar sin salvoconducto durante la emergencia sanitaria.

Por instrucciones del fiscal de turno, el detenido quedo en libertad previo apercibimiento por el artículo 26.

Comments are closed.