Share

Impactos: 2

Un total de 1.617 ciudadanos peruanos han logrado cruzar la frontera, tras estar dos meses varados en Arica. El operativo entre los gobiernos de Chile y Perú significó la coordinación de distintos organismos, en los que destacó el apoyo logístico de la Municipalidad de Arica para el ordenamiento de las cientos de personas que llegaron al Terminal Internacional con la ilusión de emprender el rumbo hacia sus hogares.

Si bien esta jornada quedaron sin opción de retorno 325 extranjeros, desde el consulado peruano en Arica anunciaron que este jueves saldrán más buses para dar cumplimiento a todos sus connacionales. Es por esto que desde la Municipalidad ampliaron los servicios en torno al Terminal Internacional, que además consideran la sanitización de los alrededores para evitar focos de contagio por Covid-19.

El alcalde de Arica, Gerardo Espíndola, señaló que el equipo municipal ha estado atento a la situación que viven los hermanos peruanos desde finales de marzo, quienes continuarán con la ardua labor hasta que el último extranjero pueda retornar a su hogar.

“Nosotros como Municipalidad vamos a continuar colaborando con las medidas que haya que tomar. Ponemos nuevamente a disposición el Terminal Internacional, nuestro equipo está dispuesto y disponible para que mañana, a penas se inicie la tramitación, las personas puedan ingresar hacia ese lugar”, expresó.

El jefe comunal destacó la labor brindada por las oficinas de Desarrollo Comunitario, de Derechos Humanos, de Aseo y Ornato y todos las funcionarias y funcionarios que han colaborado para que la lamentable situación de los extranjeros pueda culminar de la mejor manera. A su vez, llamó al gobierno del Perú a estar atento a nuevas aperturas de fronteras, debido a que muchos de sus compatriotas de otras partes de Chile siguen anhelando el retorno.

“Lo importante es siempre tener las coordinaciones, yo me alegro que por fin se haya dado una solución para estas personas. Pero también hago un llamado al gobierno peruano a tener mayor flexibilidad, porque hay una población fuera de Arica que también quiere regresar a Perú. Tal vez ellos sigan en aumento. Esperamos no tener que ver cómo muchas personas sigan sufriendo por no regresar a su país”, sentenció.

El pasado 11 de mayo, el alcalde Espíndola sostuvo una videoconferencia con el representante de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en América Latina, Jan Jarab, oportunidad en la que fue comprometida la intervención con el gobierno peruano para agilizar el traslado de los cerca de 2.000 peruanos que estuvieron estos últimos meses varados en la ciudad.

Comments are closed.