Share

A 2 mil 202 kilómetros de la capital de Chile y a 3 mil 500 metros de altura geográfica, se sitúa el Centro de Salud Familiar Intercultural de Putre, que atiende en forma presencial, a través de rondas médicas y a domicilio a los habitantes de las diversas localidades andinas que componen esta comuna.

Desde que se declaró la pandemia en marzo, este centro asistencial rural está practicando como medida preventiva  exámenes PCR  para diagnóstico de Covid-19, con el propósito de brindar una atención rápida a la comunidad y resguardar la salud de las personas que viven o trabajan en la zona.

Hasta el momento se han efectuado ocho exámenes preventivos de PCR, a personas que han estado en contacto estrecho con casos Covid-19 en la ciudad de Arica o casos sospechosos, los que son derivados a la autoridad sanitaria para determinar su resultado.

Según el último reporte de la región de Arica y Parinacota, la Seremi de Salud, anunció que no existen casos positivos de Covid-19 en las comunas rurales.

“Contamos con un equipo médico que se especializó en la toma de muestra naso y orofaríngeo, para tomar el examen. De esta manera, nuestros profesionales cumplen con todas las medidas de protección necesarias establecidas en el protocolo sanitario, protegiendo así su salud como de la comunidad”, explicó el director del Cesfam-Putre, Aldo Rivera.

Por otro lado, la autoridad de salud manifestó que “si alguien presenta fiebre alta, dolores  musculares, tos seca, dificultad respiratoria, pérdida del olfato o del gusto, entre otras, debe acudir inmediatamente al Cesfam- Putre para ser atendido”.

Debido a la pandemia que enfrenta el país, el Cesfam de Putre implementó una nueva modalidad de atención, que consiste en dividir en dos al equipo de trabajo, con el objetivo de resguardar la salud tanto de la población como de los profesionales pertenecientes al centro de salud.

Comments are closed.