Share

Impactos: 845

Tras una reunión entre el Ministerio de Educación, el Servicio Local Chinchorro y actores del Liceo A-5, se logró que mediante una posibilidad administrativa, los 37 estudiantes que supuestamente serían expulsados por sobrepasar el cupo del establecimiento, continuaran sus estudios el próximo año en el mismo plantel educativo.

La reunión fue convocada por la Seremi de Educación y en ella participaron la titular de esa cartera, Pía Urrutia; el director ejecutivo del Servicio Local, Miguel Lecaros, el jefe Provincial de Educación, Leopoldo Vallejos, y los representantes del Centro de Padres y del de Alumnos, sumado al director del Liceo Bicentenario, quienes en menos de 20 minutos, y cumpliendo con los protocolos sanitarios, determinaron que tales estudiantes obtuvieran los cupos de uno de los cuartos medios del próximo año, el que será suprimido, descomprimiendo los cupos y logrando así, no sobrepasar la cantidad máxima que exige la Superintendencia de Educación al liceo Jovina Naranjo.

“El hecho se suprimir un primero medio (para el próximo año), no significa en ningún caso perjudicar a algún miembro actual de esa comunidad educativa, dado que hoy tienen un solo octavo básico, cuyos alumnos accederán de manera automática a la permanencia en la enseñanza media en 2021, si así la familia lo quisiera”, dijo la seremi de Educación, Pía Urrutia.

Comments are closed.