Share

El alcalde Gerardo Espíndola firmó junto a otros 29 jefes comunales del país, una carta para solicitar celeridad en el proceso de promulgación de la ley que evitará el corte de los servicios básicos mientras dure la crisis sanitaria y social que ha provocado el Covid-19.

La medida, que ya fue discutida y aprobada por el Congreso Nacional, requiere ser concretada a la brevedad debido a la difícil situación que viven miles de familias a lo largo de Chile, las que han visto afectados sus ingresos producto de despidos o imposibilidad de trabajar producto de las medidas de restricción de movilidad.

“Una iniciativa de estas características va en la dirección correcta, porque alivia la extrema situación de millones de personas que han visto como su calidad de vida se viene precarizando por la pérdida del empleo, por el incremento de las deudas, por mayores gastos en salud e incremento en la canasta básica, lo que junto a diversos problemas de salud mental y la incertidumbre que provoca esta situación, han configurado una realidad extrema en el país”, señala la misiva.

Las autoridades comunales agregan que el panorama es mucho más complejo debido a que vivimos los primeros días de invierno y los meses más difíciles son los que están por venir. A esto se suma que una mayor celeridad entregará certeza a las empresas proveedores de estos servicios básicos, que hoy viven en la incertidumbre de si la ley será promulgada en su forma actual o recibirá modificaciones.

“No perdamos tiempo en vetos o reparos a una iniciativa que va a beneficiar a millones de personas que están pasando momentos muy complejos en todo el país. De concretarse una decisión presidencial en este sentido, sería lamentable y supondría darle la espalda a millones de compatriotas. El escenario de crisis que vive Chile requiere de medidas efectivas y rápidas, sobre todo, que apunten a la protección de las familias y personas que más lo requieren en el país”, recalcaron.

El pasado 24 de mayo, el Concejo Municipal de Arica discutió esta situación, oportunidad en la que junto con solicitar que las empresas en cuestión, rebajen o congelen los cobros de estos servicios básicos, el concejal Carlos Ojeda manifestó que el pago de estas boletas representa una “verdadera sangría para las familias que, por razones de salubridad, teletrabajo y teletarea, consumen mucha más agua, luz, teléfono e Internet desde el inicio de la crisis sanitaria”.

Comments are closed.