EntretenimientoRegional

Personas mayores se lucen en gala artística organizada por la Muni Arica

Porque la edad es solo un número, cientos de personas mayores inundaron de energía cada rincón del Teatro Municipal.

Folclor nortino, tango, cueca, Milonga, Galopera, y hasta canciones de Shakira, bailaron las y los integrantes de las 20 agrupaciones de personas mayores que participaron de la espectacular gala artística organizada por la Oficina Comunal del Adulto Mayor, Ocam.

Luego de premiar a bailarines y bailarinas que en algunos casos superan los 90 años de edad, el alcalde Gerardo Espíndola recordó que la poetisa Gabriela Mistral dijo «lo que el alma hace por el cuerpo, el artista lo hace por el pueblo».

Nos tienen que atajar en la casa

Lidia Bartolo de la Agrupación Folclor Nortino dijo que en la gala artística quedó claramente establecido que las personas mayores “no somos los abuelitos de antes. Ahora a los adultos mayores nos tienen que atajar en la casa”.

“Esta también fue una excelente oportunidad para mostrar todo lo que hemos logrado con el apoyo incondicional de los monitores de baile y de la encargada de la Ocam”, comentó la bailarina de Folclor Nortino.

Acompañados y estimulados

“En la Ocam nos dan todo tipo de oportunidades, nos apoyan y en la pandemia estaban preocupados de que llegáramos con la mascarilla, el alcohol gel y el pase de movilidad. Por eso, nos sentimos muy acogidos, acompañados y estimulados”, destacó Lidia.

Por su parte, Omar Valderrama, socio y fundador del club San Marcos de Arica, tajantemente dijo que “esta fue una de las mejores galas que he visto, porque estuvo muy bien organizada, y fue muy entretenida para el público”.

Omar también confesó que toda la vida ha bailado “y eso me mantiene bien a mis 83 años de vida”. Sin duda, un ejemplo digno de imitar.

“Sin lugar a dudas, fue hermoso ver como nuestros adultos mayores, acompañados de espectaculares profesores, se lucieron sobre el escenario del teatro Municipal con distintas muestras artísticas”, manifestó el concejal Max Schauer.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba