Regional

Investigador de la UTA dirige proyecto que busca mejorar el bienestar psicológico de estudiantes de educación superior

El Dr. Francisco Leal Soto, investigador del Centro de investigación para la Educación Inclusiva (Eduinclusiva) y académico del Departamento de Ciencias Sociales, es el principal responsable de un innovador instrumento que facilitará a las instituciones educativas el conocer el estado psicológico de sus estudiantes, lo que permitirá generar mejores estrategias para mejorar la salud mental y el bienestar psicológico, dentro de la comunidad.

El proyecto “Mejora y evaluación de un sistema de información y seguimiento para la gestión de salud mental y bienestar psicológico y psicosocial estudiantil en educación superior técnico profesional”, es una iniciativa del Centro de Investigación para la Educación Inclusiva (Eduinclusiva) y la Universidad de Tarapacá que busca generar un instrumento que permita conocer y monitorear el estado de bienestar psicológico y psicosocial de las comunidades de estudiantes de educación superior, considerando varios factores que, a través de este sistema, puedan ser conocidos, analizados y evaluados por las propias instituciones, lo que les permitiría generar estrategias que aborden esta esencial parte de la vida de los jóvenes que se encuentran en pleno proceso académico para completar una carrera técnica o universitaria.

En este proyecto, el Dr. Francisco Leal Soto, académico del Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad de Tarapacá, junto a un equipo de profesionales, fue desarrollando la iniciativa que va dirigida a instituciones de educación superior, adaptando un sistema de obtención de información que desarrollaron inicialmente para los centros de educación secundaria: se trata del Sistema de Información y Seguimiento del Bienestar Psicológico (SIS-BP), el cual es una herramienta que brinda información sistemática y recurrente respecto de un conjunto de variables de los estudiantes y su contexto; estos datos se ingresan en un sistema informático que permite monitorear cuales variables están asociadas a la situación colectiva de salud mental.

“El tema de la salud mental en las instituciones de educación superior se transformó en un problema a partir desde ya un tiempo y con la pandemia se agudizó (…) Las proyecciones son que la información que se recoja en las instituciones les sirva para desarrollar estrategias de atención oportuna hacia estudiantes en riesgo psicosocial o en situación de vulnerabilidad frente a su estado de salud mental, lo segundo es que les permita tener un diagnóstico de la situación de bienestar psicológico de sus estudiantes colectivamente, a partir de la cual se puedan generar estrategias colectivas de abordaje a nivel de promoción de bienestar más allá de situaciones de vulnerabilidad específica; ese es nuestro objetivo principal, que las instituciones puedan prever situaciones problemáticas en sus estudiantes a nivel de lo que se está produciendo colectivamente a partir de su interacción con la institución educativa”, explicó el Dr. Leal Soto frente a las proyecciones del proyecto a futuro.

En ese sentido, el director de Investigación e Innovación de la Universidad de Tarapacá, Dr. Rodrigo Ferrer, expresó su apoyo a este proyecto, considerando el impacto positivo que podría manifestar en el universo estudiantil debido a las problemáticas que las coyunturas sociales han proliferado producto de los cambios que, como humanidad, no está exenta de experimentar.

“En los últimos años, como sociedad, hemos estado obligados a enfrentar ciertas complejidades que han condicionado nuestros hábitos, en su generalidad atribuidos a componentes externos que no han sido de fácil resolución, es por eso que este tipo de proyectos de la mano de investigadores con conocimiento en la materia son muy importantes, puesto que nos entregan herramientas para sanar y para prepararnos para otros cambios que eventualmente puedan seguir sucediendo. Es nuestro rol como universidad estar atentos a los cambios y acompañar a nuestra comunidad, desde la investigación científica”, expresó el director de Investigación e Innovación.

Actualmente, el proyecto involucra a siete instituciones, incluyendo el Instituto Nacional de la Juventud (INJUV), donde la idea es levantar información de cinco centros de formación técnica, aportar esa información procesada a los equipos de gestión de bienestar estudiantil para desarrollar medidas a partir de esos resultados.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba