Deportes

Entrenador Francisco Arrué renunció a San Marcos de Arica

El técnico deja la banca del bravo para asumir en Audax Italiano.

Primero preguntó si seguiría en su cargo el próximo año, y cuando le respondieron que su continuidad en el club no estaba definida, dijo que el próximo jueves tenía que presentarse en Audax Italiano. Así habría terminado el ciclo del entrenador Francisco Arrué en la banca de San Marcos de Arica. Según la fuente ligada a la institución que nos entregó estos detalles, Arrué y su ayudante de campo Felipe Salinas habrían presentado sus renuncias voluntarias.

Arrué decide partir de Arica luego de sumar tres derrotas al hilo, y quedar con mínimas opciones de clasificar a la Liguilla de Ascenso. Cuesta entender por qué Arrué decide partir, sobre todo, porque tras perder 1 a 2 con Wanderers en el estadio “Carlos Dittborn”, dijo que jamás bajaría los brazos. Y que había que “terminar con la cabeza en alto”. Algo lo habrá hecho cambiar de idea, nos imaginamos.

Pobre rendimiento

Cuando quedan cuatro fechas para el término del Campeonato de Primera “B”, Francisco Pancho” Arrué deja la banca de San Marcos con un 41 por ciento de rendimiento. Bajo su dirección técnica, San Marcos ganó 9 partidos, empató 5 y perdió en 12 ocasiones. Según los accionistas del club, su puesto será ocupado por Víctor Barría, actual jefe técnico de las fuerzas básicas del club.

Los mediocres números registrados por Arrué fueron acompañados de dos malas y buenas rachas. Y sobre este zigzagueante rendimiento el entrenador Kenny Mamani en las primeras fechas del presente campeonato de la serie “B”, dijo que el plan de juego basado en ataques rápidos y directos, con altísimo consumo de energía, tarde o temprano le pasaría la cuenta al técnico Arrué, y así no más fue. Las lesiones musculares fueron habituales.

En su primera incursión en el fútbol de ascenso, Arrué no logró identificar acertadamente las fortalezas y debilidades de sus propios jugadores, e intentó hacer prevalecer a toda costa, una idea de juego que al final del camino le pasó la cuenta estadísticamente hablando.

Botón volver arriba