Share

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Arica condenó hoy –lunes 29 de julio– a Bill Clinton Disla Herrera a la pena única de 11 años de presidio efectivo, en calidad de autor de dos delitos de robo con violencia. Ilícitos perpetrados en junio y julio del año pasado, en la ciudad.

En fallo unánime (causa rol 171-2019), el tribunal –integrado por los magistrados Mauricio Petit Moreno (presidente), Héctor Gutiérrez Massardo (redactor) y Salvador Garrido Aranela– aplicó, además, a Disla Herrera las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos y la inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras dure la condena.

El tribunal dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, que aproximadamente a las 21 horas del 13 de junio de 2018, la víctima de iniciales A.M.F. se encontraba en su lugar de trabajo, un salón de bellezas ubicado de calle Lagunillas, lugar al cual llegó Disla Herrera, quien ingresó al local comercial preguntando por el valor del corte de pelo, instante en que se apropia de un celular que la víctima mantenía en sus manos, dándose a la fuga con la especie en la mano, siendo seguido por la víctima.

El condenado abordó un vehículo al cual también logra subir la víctima con la finalidad de recuperar el celular sustraído. Contexto en el cual el condenado, auxiliado por otros sujetos no identificados que se encontraban al interior del móvil vehículo, golpeó a la víctima en diferentes partes del cuerpo y expulsándola del automóvil, logrando de este modo darse a la fuga con el celular de la víctima.

Producto de la agresión, la víctima resultó una lesión superficial en labio superior y aumento de volumen en región frontal de carácter leve, según registro de atención del hospital local.
En tanto, aproximadamente a las 2.15 horas del 29 de julio de 2018, las víctimas F.A.C.C. y S.D.S.F. se encontraban en calle Buena Esperanza esperando locomoción colectiva. Lugar al que llegaron Disla Herrera y otro sujeto no identificado, quienes se bajaron de un vehículo y abordaron a las víctimas premunidos de armas blancas con la cuales los amenazaron, y solicitaron les entregaran los celulares y billeteras que portaban, procediendo el sujeto no identificado a empujar a F.A.C.C., poniéndole un arma blanca a la altura del estómago; en tanto, Disla Herrera colocó el arma blanca que portaba en la región del cuello a la misma víctima. Ante la resistencia de la víctima, los agresores procedieron a golpearla con las armas blancas, causándole una herida en la región torácica superior de carácter leve.

Una vez que el fallo quede ejecutoriado, el tribunal dispuso que se proceda a la toma de muestras biológicas del sentenciado para determinación su huella genética e incorporación en el registro nacional de ADN de condenados.

Fuente : Poder Judicial

Comments are closed.