Share

La jueza del Juzgado de Familia de Arica, Carolina Valenzuela, y la consejera técnica del tribunal, Maudy Mena, dictaron charlas informativas y explicativas a un grupo de estudiantes secundarios que se prepara para ser monitores escolares encargados de la prevención de la violencia en el pololeo.

La iniciativa, organizada por Carabineros de Chile, contempla jornadas de capacitación con diversas instituciones locales –una de ellas en el Juzgado de Familia– en que los alumnos puedan conocer los conceptos necesarios y socializarlos en sus respectivos colegios y liceos, de tal forma de crear conciencia de este fenómeno. 

La magistrada destacó el trabajo que realiza la institución policial en esta materia, porque aborda un problema que, a su juicio, debe ser frenado en la adolescencia: “Es necesario que los jóvenes reciban toda la información necesaria para atacar la violencia en el pololeo y que sepan qué pasos deben seguir en caso que ellos sufran este tipo de violencia o sepan de amigos que la estén sufriendo”, dijo la magistrada.

Carolina Valenzuela relató que uno de los fenómenos ligados a la violencia en el pololeo y que se observa en aumento son los videos íntimos que se toman los adolescentes mientras están pareja. “Cuando terminan esa relación, publican esos videos en las redes sociales, dañando la imagen del otro”, contó.

Señales

En la jornada, Maudy Mena sostuvo que son varias las señales que se deben tener en cuenta para notar si existe violencia en el pololeo: “Esto causa un daño físico o sicológico en la otra persona y esta acción busca controlar lo que hace el otro, busca dominar a la persona. Le dice que tiene otra o la compara con su ex, la presiona a tener conversaciones eróticas, cuántas comienzan a pololear y se quedan sin amigas, porque al pololo no le gusta. Después terminan de pololear y se quedan solas, sin amigas”, dijo la profesional. 

La suboficial Marcela Pérez, encargada de la Oficina de Familia de la Primera Comisaría de Arica, comentó que esta es la segunda charla que recibe este grupo de futuros monitores de parte de diversas instituciones como Carabineros, el Poder Judicial y el Ministerio Público, entre otros, “para forjar y formar monitores con la finalidad que los jóvenes puedan tener las herramientas y el conocimiento necesario que permita detectar cuando un compañero o compañera esté sufriendo violencia en el pololeo”. Contó que luego de todas las jornadas de capacitación, los estudiantes recibirán el diploma que los certifique como monitores, quienes serán los encargados de transmitir en sus establecimientos educacionales lo aprendido en estas charlas.

Francisco Prieto, del Colegio Abraham Lincoln, sostuvo que este tipo de charlas han sido beneficiosas, “porque nos permite conocer nociones necesarias sobre el tema. En la actualidad no hay leyes que sancionen la violencia en el pololeo y, mientras ello no ocurra, es necesario prevenir”.

En tanto, Javiera Naveas, del Colegio Italiano Santa Ana, sostuvo que “usualmente todo sabemos lo relacionado con la violencia intrafamiliar, pero rara vez sabemos diferenciar los tipos de microviolencia cuando son en el pololeo. Por eso es importante que sepamos de este tema y podamos transmitirlo a otras generaciones”.

Según las estadísticas, el 51% de los estudiantes conoce a algún amigo o amiga víctima de violencia física o sicológica en el pololeo, que van desde insultos, humillaciones o gritos, hasta empujones, cachetadas o golpes.

Fuente : Poder Judicial

Comments are closed.