Share
Apercibidos y en libertad quedaron los dos militares que son investigados por la Fiscalía tras disparar con su arma de servicio – en circunstancias que están siendo investigadas-, a un vehículo que se negó a detener su marcha durante el toque de queda, poniendo en riesgo la vida de los uniformados, según las primeras indagaciones.
 
La situación registrada esta madrugada dejó a una persona herida a bala, quien se encuentra internado en el Hospital Regional Doctor Juan Noé. La defensa de los dos soldados profesionales quedó a cargo de la Defensoría Penal Pública y específicamente a cargo del Defensor Local Jefe, Sergio Zenteno.
 
Al respecto el defensor Sergio Zenteno, detalló que, “este defensor participó en las primeras diligencias realizada con los funcionarios militares, con el objetivo de sustentar la tesis de la legítima defensa y el uso de la fuerza, atendido que la persona no respetó el control militar y aceleró su vehículo en contra de los militares poniendo en riesgo inminente la vida de los efectivos que estaban velando por el cumplimento del toque de queda decretado por razones sanitarias”.

Comments are closed.