Share

Una de las principales preocupaciones de la Municipalidad de Arica ante la aparición del Covid-19 ha sido la seguridad de la comunidad y la disminución de vectores infecciosos que pudieran fomentar el contagio.

Ante este panorama, las políticas de control sanitario han sido aplicadas en cada una de las áreas en las que el municipio interviene, entre ellas la construcción de nueva infraestructura y equipamiento comunitario.

A la fecha, son 16 los proyectos que actualmente se encuentran en fase de construcción, entre los que destacan iniciativas como la última etapa del Parque Lauca, el mejoramiento del alumbrado público de avenida San Martín, el mejoramiento de la red de alcantarillado y nueva planta de tratamiento de aguas servidas en Santa Rosa y el espacio público recreativo de la población Silva Henríquez.

“Mantenemos en la ciudad 16 proyectos en distintos espacios, cada uno con todas las medidas que corresponden. Son obras que se están ejecutando en diferentes lugares y lo que nos interesa en este momento son dos cosas: Una poder protegerse al máximo en torno a esta pandemia, ya que vivimos uno de los momentos más críticos como ciudad, y segundo es no afectar el empleo de Arica porque hoy es una de las mayores crisis que vivimos no solo como ciudad, sino como país”, señaló al respecto el alcalde Gerardo Espíndola.

Medidas de seguridad obligatorias

En cada lugar de trabajo, la Municipalidad exige a las empresas contratistas adoptar todas las medidas de prevención e higiene para garantizar la salud y el cuidado de sus trabajadores. Es así como las superficies deben ser limpiadas con agua y detergente para luego pasar a su desinfección.

A esto se suma la ventilación obligatoria de los espacios durante el proceso de limpieza, así como también el cierre indefinido de todo lugar en el que se tenga certeza haya permanecido un caso de Coronavirus, hasta que este se encuentra limpio y desinfectado bajo los protocolos del Ministerio de Salud.

Desde el inicio de la pandemia, la gestión del alcalde Gerardo Espíndola impulsó la modalidad de teletrabajo para proteger a las y los trabajadores municipales. En el caso de las obras de construcción, todos los trámites que no requieran la presencia de funcionarios son realizados vía electrónica, evitando así la interacción y reduciendo las probabilidades de contagios.

Comments are closed.