Share

Ante las consultas recibidas por la explosión que afectó a un almacén en el puerto de Beirut, la Empresa Portuaria Arica (EPA) y el concesionario TPA S.A. informaron que en sus instalaciones del Puerto y el Antepuerto se cumple con el protocolo de no almacenar explosivos o sustancias altamente venenosas.

Los gerentes generales de la EPA, Rodrigo Pinto, y de TPA S.A., Gabriel Tumani, señalaron que la manipulación de este tipo de cargas se efectúa conforme al Código Marítimo Internacional de Mercancías Peligrosas (IMDG) de la Organización Marítima Internacional (IMO). 

Para regular este tipo de actividad, la Capitanía de Puerto emitió el 5 de abril de 2018 el Ordinario N°12600/65. Esta normativa prohíbe el acopio de explosivos; líquidos inflamables; sustancias oxidantes; sustancias venenosas; sustancias infecciosas; y materiales radioactivos.

Ambos ejecutivos indicaron que existe un procedimiento debidamente fiscalizado por la Autoridad Marítima, donde se establece el retiro forzoso de estos materiales, “lo que significa que su condición impide su almacenamiento, por lo que la carga se estiba y desestiba inmediatamente desde la nave y se embarca o desembarca de la misma manera”.

También afirmaron que cada procedimiento cuenta con una escolta a cargo de la autoridad marítima al interior del terminal.

Y respecto de la prevención de accidentes, EPA y TPA señalaron que cada año se realizan 3 simulacros con Bomberos. “Una de las preocupaciones permanentes del Puerto es la seguridad en sus procedimientos y la de sus trabajadores. Por eso cumplimos rigurosamente la normativa que regula este tipo de actividad, la cual es fiscalizada periódicamente por los organismos competentes en esta materia, como lo es la Autoridad Marítima y la Autoridad Sanitaria”, sostuvieron.

Por último, los ejecutivos aseguraron que “el protocolo existente para estas cargas, considera también como valor primordial la seguridad de la comunidad donde el Puerto de Arica está inserto”.

Comments are closed.