Regional

Gestión Municipal de Arica asegura recursos para enfrentar la segunda ola de la pandemia de COVID-19

Con el fin de afrontar de mejor manera el incierto panorama que vislumbra este 2021, la Municipalidad de Arica tomó la decisión de resguardar los dineros otorgados por el Gobierno para afrontar la crisis sanitaria por Covid-19, montos correspondientes a la segunda remesa transferida desde el nivel central.

La medida significó intensas negociaciones entre diversos municipios y el Gobierno, conversaciones en las que el alcalde Gerardo Espíndola estuvo presente. Esto ya que, en su génesis, los dineros no podían ser destinados a otros ítems que no estuvieran relacionados a la pandemia, lo que perjudicaba a las administraciones comunales que vieron mermadas sus arcas durante el 2020.

Sin embargo, el pasado 11 de enero fue emanada la resolución que establecía los fondos como de libre disposición, una situación que fue destrabada desde la capital ante Contraloría, esfuerzo que fue valorado por el alcalde Espíndola.

“Si algunas comunas decidieron gastar todo, eso está bien, es su planificación como Municipalidad. Nosotros optamos por dejar estos recursos, porque estábamos en negociación directa con el Gobierno, una conversación de la que personalmente fui parte para que quedaran a libre disposición. Se logra que esta remesa quede a libre disposición y nos permite como Municipalidad disponer de recursos para el año, para los elementos que son prioritarios para la ciudad”, señaló la máxima autoridad comunal.

En total son cerca de 1.300 millones de pesos, de los cuales el municipio local sólo usó poco más de 10 millones, dejando el resto para cubrir gastos municipales. La liberación de estos recursos era urgente, puesto que la Municipalidad redestinó fondos edilicios para paliar la crisis sanitaria que no fueron repuestos por el Estado.

El alcalde Espíndola explicó que previo a la primera transferencia de fondos, la Municipalidad destinó más de 500 millones de pesos para políticas de salud y sociales, siendo la administración comunal de Chile que más dineros transfirió a la pandemia en los primeros meses. Con la autorización emanada desde el Gobierno Central, el municipio podrá utilizar el fondo de emergencia para áreas como aseo, salud e iluminación, manteniendo cubiertas las necesidades comunales mientras continúa la lucha contra el Covid-19.

“Nosotros como Municipalidad tomamos una decisión como equipo y la primera remesa se gastó en su totalidad. La segunda remesa se optó, frente a la incertidumbre de un escenario que se está viviendo y que, como Municipalidad, debemos cumplir con el aseo, con la iluminación, con la seguridad de los trabajadores, con las publicaciones en los medios a las que estamos obligados como las de patentes o de llamado a concurso”, señaló el jefe comunal.

Anuncios

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba