Regional

Municipalidad lleva por primera vez las alarmas comunitarias para los sectores rurales de Arica

Como una iniciativa inédita fue catalogada la llegada de las alarmas comunitarias al sector rural, iniciativa impulsada por la Dirección de Prevención y Seguridad Humana (Dipreseh) de la Municipalidad, para aumentar la sensación de seguridad en los barrios de la comuna.

Hasta el sector de Las Llosyas, en el valle de Azapa, llegaron el alcalde Gerardo Espíndola y la Dipreseh para dar el vamos a la instalación de estos implementos, que entregarán una importante herramienta para alertar sobre hechos delictuales y emergencias que ocurran en los alrededores.

El alcalde Gerardo Espíndola señaló que la medida viene a cumplir el compromiso adoptado por la Municipalidad con las familias del valle, quienes sentían cómo los hechos delictuales se hacían más reiterados, pese a la tranquilidad que brinda el sector rural.

“Por primera vez estamos colocando alarmas comunitarias en el Valle de Azapa, en este momento aquí en el sector de Las Llosyas. Estamos contentos porque no solamente es algo inédito para Arica, sino que a nivel país, en las zonas rurales se ocupan pocas alarmas comunitarias y los vecinos tienen esta necesidad para estar más protegidos, más seguros y poder generar más comunidad en torno a esta tecnología que estamos instalando”, comentó.

En tanto, el concejal Cristián Rodríguez expresó que el proyecto “viene a formar parte de lo que se llama seguridad comunitaria. Es relevante resaltar este proyecto, toda vez que va a beneficiar prácticamente a dos juntas de vecinos de manera directa. El Municipio está en terreno, así es cómo se requiere y se necesita”.

5.000 alarmas comunitarias

Esta es la segunda versión del programa que sumará 3.500 dispositivos a los 1.500 instalados en su primera versión, repartiendo por toda la ciudad un total de 5.000 alarmas que ayudarán a los vecinos a cuidarse de mejor manera ante las incivilidades que puedan ocurrir en sus barrios.

La medida beneficiará a 52 familias del sector de las Llosyas, quienes contarán con controles remotos para manejar las alarmas a distancia y que estarán instaladas en domicilios específicos para entregar cobertura a toda la población.

Johana Seguel, presidenta de la agrupación Villa Primavera, señaló que “es un excelente proyecto que se hizo aquí junto a la agrupación San Isidro, quienes nos invitaron. Fue muy buena la acogida que tuvimos de ellos y esto es muy bueno para el sector, porque es una seguridad excelente”.

Por su parte, Fernanda Peralta, dirigente agrupación cultural San Isidro, indicó que necesitaban las alarmas “para sentirnos más seguros, protegidos y también proteger a nuestras familias. El sistema de alarmas nos hace sentirnos más unidos y nos brinda seguridad”.

Esta semana serán instaladas las 3.500 en las 53 poblaciones que fueron escogidas de las cerca de 100 que postularon, una participación mucho más importante que la de la primera versión, oportunidad en la que cerca de 20 Juntas Vecinales postularon al beneficio.

Anuncios

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba