Share

En una breve ceremonia, soldados de tropa profesional y soldados conscriptos y representantes de la sociedad civil  izaron la Bandera Bicentenario en la cima del morro, en una breve ceremonia encabezada por el jefe de la Defensa Nacional en Arica y Parinacota, general de Brigada Luis Cuellar y  el Intendente de Arica y Parinacota, Roberto Erpel, a la que asistieron el alcalde de Arica   y un grupo reducido de  oficiales militares de la región.

Manteniendo una distancia mínima de un metro, utilizando mascarillas y siguiendo todos los protocolos sanitarios, se realizó la conmemoración del Día de la Bandera en un breve acto militar que por primera vez en la historia de la región, no contó con desfile ni celebraciones.

Es primera vez que en Arica y Parinacota se realiza el tradicional acto militar sin la presencia de público y de familiares que acostumbraban llegar de distintos puntos del país para vitorear al cuerpo militar.

El Juramento a la Bandera es celebrada cada año por el Ejército de Chile en recuerdo de los 77 jóvenes soldados que combatieron hasta la muerte durante la batalla de La Concepción, hecho considerado como uno de los más dramáticos de la Guerra del Pacífico, ocurrido entre el sábado 9 y el domingo 10 de julio de 1882 en el marco de la “Campaña de la Sierra”.

Para recordar a su sacrificio por Chile, personal de Bomberos, salud, Defensa Civil, PDI y Ejercito, además de cuequeros, elevaron la Bandera Bicentenario que flameó con fuerza en el Morro de Arica.

Al término de la ceremonia, el Intendente Regional, Roberto Erpel, felicitó al Ejército y a sus militares, valorando su trabajo y esfuerzo por la región en los difíciles momentos que vive el país.

“En nombre del Presidente Sebastián Piñera, estuvimos presentes en este histórico peñón, conmemorando el Día de la Bandera y rindiendo un homenaje a los 77 jóvenes que combatieron hasta la muerte en la Batalla de la Concepción por nuestro país. Este espíritu es el que hoy debe reinar en cada uno de los ariqueños y parinacotenses, ejemplo del compromiso de los funcionarios de la salud, del Ejército, de las Fuerzas Armadas y de Orden, en estos momentos difíciles que está viviendo nuestra región por la pandemia”, afirmó el Intendente Erpel.

Asimismo, el jefe regional indicó que “hemos visto al Ejercito replegado en esta crisis sanitaria, estando día y noche en nuestras calles para resguardar a la población e intentar que se cumplan las medidas sanitarias. De esta forma entregan seguridad y bienestar a la población, compromiso que hoy renuevan jurando a la patria y a Dios. Felicito su labor que ayudará a que juntos podamos salir adelante y superar esta pandemia”.

Por su parte, el Jefe de la Defensa Nacional en Arica y Parinacota, Luis Cuellar, afirmó que “el juramento a nuestra bandera es un compromiso sublime que va más allá de recitar un verso o una estrofa de memoria. Es un compromiso que realizan las personas que tienen vocación de servicio, que están dedicados a cumplir su labor por los demás”.

Finalmente, Cuellar indicó que “en este histórico peñón donde flamea nuestra bandera, soldados de nuestra patria efectuaron la captura del Morro de Arica en el año 80, dos años antes de la epopeya de La Concepción. Yo creo que desde el paraíso, las almas de estos héroes iluminan a todos aquellos que están trabajando de forma desinteresada y austera contra el coronavirus, para evitar que continúen muriendo más chilenos”.

Comments are closed.