Share

Alrededor de las 15 horas de este martes, un grupo de peruanos, que estaban a las afueras del Consulado General de Santiago, iniciaron un viaje de retorno en caravana hacia su país.

Este grupo de extranjeros, comenzó una caminata hacia a Arica, para luego dirigirse a la frontera rumbo a Perú, luego de haber vivido por muchos días la incertidumbre de no tener trabajo en Chile y de no contar con el apoyo del gobierno peruano para su repatriación.

Dentro del grupo, hay hombres, mujeres, niños, embarazadas y personas de la tercera edad, los que se vieron obligado a tomar esta drástica decisión, ya que, según ellos, no han recibido apoyo de su país.

La Coordinadora Nacional de Inmigrantes, hizo un llamado a la ciudadanía chilena a que actúe solidariamente con esta caravana a medida que se desplacen por el territorio chileno, y que “se les acerquen a darles la mano con lo que puedan o simplemente a darles una aplauso de solidaridad, cualquier ayuda en el camino, como trasladar a los más necesitados, conseguirles algún albergue para la noche o asistirlos con comida, ropa o zapatos”, para que esta travesía sea lo menos dura posible para estos ciudadanos peruanos.

La distancia que recorrerán caminando desde Santiago hasta Arica, son más de 2000 kilómetros, siendo la parte más inhóspita, el desierto de Atacama con altas temperaturas durante el día y bajo cero durante la noche. El tiempo que demorarian caminando, serían aproximadamente de 18 días.

Comments are closed.